Este cambio de fase lunar, con la Luna Menguante en Virgo, marca un punto de inflexión importante para el extraordinario empuje que suponen las fantásticas conjunciones de las que os vengo hablando estos días. Y es que la Luna en Virgo es bastante contradictoria con el Sol en Sagitario, tirando cada luminaria hacia un lado. Es momento de hacer un alto en el camino, revisar los planes y efectuar ajustes inteligentes.

Tú ya sabes lo importantes que son las fases de la Luna, algo que marca pautas y conviene tener en cuenta para ajustar planes, entender estados de ánimo, circunstancias, etc. A ver cómo te lo montas estos días para hacer los ajustes que necesitas en función de estas energías lunares, pero no permitas que te bloqueen.

Suscríbete a mi canal de Youtube, que ahora empiezo, y activa las notificaciones