Las 12 Casas Astrológicas

Un horóscopo o Carta Astral contiene doce casas astrológicas, división del espacio que resulta según la hora y las coordenadas para las que se calcule el horóscopo. La diferencia básica que podemos establecer entre los doce signos del Zodiaco y las doce casas es que mientras los signos representan determinantes cósmicas, las casas señalan circunstancias más próximas a nosotros o más geográficas. Por ejemplo, los signos tienden a indicar que tipo de cosas nos ocurren, mientras que las casas representan el mapa del lugar de los acontecimientos, esto es, en qué ámbito de la vida nos ocurren.

Angulares (I, IV, VII y X).- Casas que inician cada uno de los cuadrantes. Se les suele dar más importancia que a las demás porque constituyen los ángulos de la Carta Astral, y vienen marcadas por el Ascendente, el Fondocielo, el Descendente y el Mediocielo, respectivamente. Por relación de analogía, corresponden a los cuatro cambios de estación del año, por lo que representan sectores básicos de la vida: el yo, la familia, la pareja y la profesión, respectivamente.

Sucedentes (II, V, VIII y XI).-  Casas de desarrollo o de afianzamiento de las energías. Las condiciones que generan las Casas Angulares necesitan ahora ser consolidadas o destruidas, provocándonos la aceptación o el rechazo.

Cadentes (III, VI, IX y XII).- Casas a través de las que se hacen las adaptaciones y los reajustes de las energías, especialmente en sentido físico e intelectual.

La vida de una persona comienza en el Ascendente, equivalente al nacimiento, a partir del cual hacemos una especie de peregrinaje particular que dura toda la vida, siendo necesario que, a lo largo de la misma, pasemos por todas y cada una de las etapas, con mayor o menor fortuna en función de las posiciones planetarias y zodiacales que en ellas nos aguarden.

Si las consideramos de una en una, sus significados básicos son los siguientes:

Casa I.- El yo. Disposiciones físicas y mentales. Modo de enfocar las cosas y de canalizar nuestras energías.

Casa II.- Los recursos propios de todo tipo y el modo de manejarlos, pero, especialmente, el dinero. Ganancias y gastos. Acumulación y conservación.

Casa III.- Los intercambios con el mundo. Las comunicaciones, los viajes  y los estudios. Formación de ideas del entorno.

Casa IV.- Las raíces, familia, hogar y patria. La intimidad y la base de nuestra identidad. Padre o madre.

Casa V.- La expansión, los juegos, las diversiones y la aventura. La creatividad y los hijos.

Casa VI.- La salud. El trabajo. Las cosas cotidianas de cada día. Los animales domésticos,

Casa VII.- El otro. La pareja. La demanda de la sociedad sobre nosotros. Los contratos y los socios.

Casa VIII.- La muerte. Los procesos de regeneración. Los recursos ajenos o que nos llegan a través de los demás. Las herencias, legados y préstamos.

Casa IX.- Los largos viajes, tanto físicos como mentales. La filosofía de la vida. La interpretación del mundo.

Casa X.- La profesión. El destino. La madre o el padre. El compromiso social. Los honores.

Casa XI.- Los amigos, colaboradores y equipos. Los proyectos. El autocontrol.

Casa XII.- Los grandes problemas. Enfermedades de tipo crónico. Hospitalizaciones y lugares de confinamiento. Soledad.

Cada uno de estos sectores viene condicionado en nuestras vidas según los signos zodiacales y planetas que se ubiquen en ellos. Pero su contenido es mucho más amplio de la síntesis que aquí exponemos. En realidad, no pueden -como nada en Astrología- interpretarse por separado, sino que forman un todo que incluso puede dar un mensaje para la evolución del propio individuo.

Por |2019-04-01T18:07:57+00:00abril 8th, 2016|Blog, Secretos y Claves de la Astrología|4 Comentarios

Sobre el autor:

Vicente Cassanya
Astrólogo profesional desde 1981. Autor de varios libros y del mejor Anuario Astrológico del mundo, que se viene publicando sin interrupción desde 1992 en España y América. Ha sido presidente de Astrólogos del Mediterráneo. Director de las revistas astrológicas Urania (1985-87) y Tu Suerte (1998-2014). "Saber más sobre mi"

4 Comments

  1. Avatar
    JOSE BARAZARTE 9 septiembre, 2016 at 11:53 pm - Contestar

    hola vicente cassanya soy jose barazarte , medico internista de profesion y astrologo desde hace 5 años , estoy haciendo investigacion en astrologia medica . me gustaria tener mas comunicacion con usted sobre el tema , soy seguido de su blog y pagina web gracias

    • Vicente Cassanya
      Vicente Cassanya 12 septiembre, 2016 at 8:36 am - Contestar

      Estimado Jose, dígame en qué puedo ayudarte. Hace muchos años, estuve trabajando a fondo la Astrología Médica con dos doctores y sus pacientes. Fue una gran experiencia.
      Un abrazo y suerte.

  2. Avatar
    maragato89@yahoo.es 10 abril, 2016 at 7:44 pm - Contestar

    Es un pequeño inconveniente para aquellas personas que no pueden averiguar la hora de nacimiento tan determinante para este cálculo. Qué métodos se pueden intentar para averiguar o aproximarse a ese dato.

    • Vicente Cassanya
      Vicente Cassanya 19 abril, 2016 at 8:55 am - Contestar

      Hola, hay tres maneras de saber la hora natal. La primera, preguntar a padres o personas que puedan darnos datos fiables; la segunda, pedir al registro civil la Partida Literal de Nacimiento; la tercera ya depende de la técnica y habilidad del astrólogo para hallar o ajustar la hora natal en base a unos cuantos acontecimientos del pasado de la persona. Son técnicas complejas y, en ocasiones, inviables.
      En uno de los Nuevos Cursos que vamos a impartir en los próximos meses se enseñan precisamente estos métodos.
      Saludos

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.