Feng Shui en el dormitorio

El Feng Shui es toda una filosofía de vida que procede de China que consiste en ordenar los espacios y las energías que nos rodean para hacer que todo fluya mejor en la vida.

Nuestra mente y nuestro entorno están estrechamente relacionados, porque lo que nos llama la atención de aquello que nos rodea influye en nuestra mente y en las emociones. Si prestamos un poco de atención, veremos que el feng shui tiene bastante de sentido común. Así, pues, vamos a ver algunas ideas para mejorar el entorno.

Si examinas tu casa y tu entorno con detenimiento, te darás cuenta de la cantidad de cosas que tienes innecesarios, incluso trastos que únicamente ocupan espacio. Sin duda que una de las primeras normas que siguen los expertos en Feng Shui consiste en acabar con el desorden porque el desorden físico tiene una estrecha relación con el mental. Es conveniente hacer una selección de lo que quieres conservar y lo que no. Regala, vende o tira lo que no quieras, y busca un orden correcto para lo que quieras conservar. Esto es algo que debes hacer periódicamente, porque tendemos a acumular sin darnos cuenta que te constreñimos los espacios para vivir y pensar. Como mínimo, una vez al año.

Por ejemplo, sSi hay desorden en el rincón del amor se bloquea la llegada de la energía amorosa que potencie tu relación actual o que atraiga a alguien nuevo a tu vida. Para ello deberás tener en cuenta una serie de pasos a seguir, empezando por eliminar el caos.

Céntrate en la habitación, porque es un sitio que debe mantenerse lo más libre de interferencias posible, ya que es el lugar del descanso y uno de los más apropiados para las relaciones sexuales.

Además, si quieres que el sueño sea reparador, reponer fuerzas para el día a día y despertarte con energía, debes observar las siguientes normas en cuanto al dormitorio y la cama:

 

10 IDEAS PARA MEJORAR TU BUEN HUMOR Y TUS RELACIONES DE PAREJA

1.- No tener cosas tiradas por encima de la cama ni tampoco guardar cosas debajo de la misma.

2.- Cuantos menos o más lejos tengas de la cabecera de la cama cables o aparatos electrónicos, mejor. Por supuesto, mejor prescindir del móvil, el televisor, etc.

3.- Evita aparatos de aire acondicionado, al menos cerca de la cama.

4.- Dormir en la orientación adecuada. Se dice mucho que mejor seguir las líneas del campo magnético, orientando la cama al este o al norte, pero lo mejor es que busques la orientación en la que mejor concilies el sueño, porque cada casa también tiene sus propias líneas de fuerza.

5.- Saca de la habitación todo lo que ya no uses, como puede ser ropa, zapatos y complementos viejos.

6.- Coloca unas piedras preciosas debajo de la cama que te gusten especialmente o que sientas afines por energías.

7.- Procura tener un buen colchón y una buena cabecera. Debajo de la cama no puede haber desorden ni estar ese espacio lleno de cosas. Debe circular el aire y, si hay algo, debe estar muy bien ordenado, removerse periódicamente y estar muy limpio.

8.- Si duermes en pareja o es una habitación de matrimonio, procura simetría y equilibrio. Por ejemplo, no debería haber una parte de la cama pegada a la pared.

9.- Se habla mucho sobre evitar espejos, peceras y objetos similares en la habitación, sobre todo porque podrían interferir en el cuerpo astral por la noche. Sin embargo, eso va más en función de creencias y sensaciones personales.

10.- Regla fundamental: ventila la habitación y toda la casa, al menos durante unos quince minutos cada día, al levantarte si es posible. Mejor que la habitación no esté cerrada, ni siquiera por la noche, siempre que puedas conciliar el sueño tranquilo con las puertas abiertas. Ideal si, además, le da el sol a la habitación.

 

¿CÓMO SABER SI TE RODEA EL BUEN FENG SHUI?

Primero, con la simple observación. Dedica un día a hacer un examen exhaustivo a todo lo que tienes en la casa y en la habitación. Piensa si son cosas que tienen sentido o que ya no lo tienen, pero no lo mires únicamente desde la razón: es posible que algunos de los objetos te transmitan determinado tipo de energía o vibración, que te hagan sentir de uno u otro modo… Tienes que rodearte de buenas sensaciones y energías que vayan realmente contigo. De lo demás, mejor desprenderte. Si tus energías están bloqueadas por trastos o malas energías, puedes sufrir constantes obstáculos, ataques de ira, tristeza, melancolía, depresión, cansancio…

Por el contrario, cuanto mejor sea el chi, es decir, las energías que te rodeen, más cerca estarás de sentirte rebosante de vitalidad, alegría, buen humor, pensamientos positivos…

Piensa que la mente está muy condicionada por cosas que no controlamos conscientemente, pero que, de forma inconsciente, condicionan totalmente la existencia. Y, quieras o no, en mayor o menor medida, te condiciona todo lo que ves a tu alrededor.

Debes hacer lo mismo con los espacios, la distribución de los muebles, la pintura de la casa, las telas que usas, los colores predominantes… Por ejemplo, si te gustan las estrellas, puedes buscar edredones, sábanas, fundas… como la de la imagen, que hay en algunas webs como ésta:  Mishilos

By | 2017-04-19T14:10:18+00:00 Febrero 19th, 2017|Blog, Suerte y bienestar|2 Comments

About the Author:

Vicente Cassanya
Astrólogo profesional desde 1981. Autor de varios libros y del mejor Anuario Astrológico del mundo, que se viene publicando sin interrupción desde 1992 en España y América. Ha sido presidente de Astrólogos del Mediterráneo. Director de las revistas astrológicas Urania (1985-87) y Tu Suerte (1998-2014). "Saber más sobre mi"

2 Comments

  1. Maku 19 Febrero, 2017 at 10:21 pm - Reply

    Gracias x el texto acerca del fenómeno shui me ha servido de mucho. Un saludo

Leave A Comment

¡Muchas gracias por compartir!