Perseidas, la magia de las estrellas fugaces

Las Perseidas, la más famosa lluvia de estrellas fugaces se puede ver desde mitad de julio hasta finales de agosto, aunque su momento cumbre es la noche del 12 al 13 de agosto. Es una buena ocasión para hacer una excursión nocturna y observar este maravilloso espectáculo celeste que cada año por estas fechas nos ofrecen estos meteoros que, al entrar en contacto con la atmósfera terrestre, arden y recorren grandes porciones de cielo.

¿Cómo nos lo montamos?

Disfruta de este maravilloso espectáculo y pasa una o varias noche divertidas. No necesitas telescopio, prismáticos ni nada extra. Tan solo es cuestión de salir a un lugar despejado en todas direcciones, donde no haya luces y puedas estar a gusto. Cuanto más oscuro esté y más naturaleza, mejor. Claro, con el horizonte despejado, al menos hacia el noreste, donde se halla el punto radiante. Conviene llevar una manta o algo sobre lo que tumbarte en el suelo, boca arriba y esperar a ver cuándo aparece una estrella fugaz por aquí, otra por allá. Mientras, charlas con alguien, meditas, haces fotos, etc… o no haces nada más que deleitarte mirando el cielo.

Y que no se te olvide: cuando veas una estrella fugaz, pide un deseo. Dicen que se cumplen. ¡Suerte!

Día y hora, por favor

El mejor momento para observarlas, la noche del 12 al 13, pero se pueden hacer observaciones unas noches antes o después de esas fechas. Esta semana pasada, enseñándole a mi hijo pequeño qué es el famoso Triángulo de Verano y cómo distinguirlo, cruzó esa región estelar una potente estrella fugaz que alcanzó un brillo mayor que el del planeta Venus.

El horario más apropiado, de las 22 hasta las 3 de la madrugada.

Este año 2015 será muy favorable para su observación, ya que la Luna estará cerca de formar conjunción con el Sol, es decir, casi Luna Nueva, por lo que nos reflejará muy poca luz del Sol.

¿De dónde salen?

El lugar desde el que salen las estrellas fugaces se llama punto radiante. Está hacia el noreste, en la constelación de Perseo, pero se pueden ver en una amplísima área celeste, a la derecha de la Osa Mayor, que casi todo el mundo conoce. Es aconsejable mirar en un área de unos 20 grados alrededor de dicha constelación. ¿Qué no sabes cómo medir los 20 grados? Extiende el brazo y mide un palmo desde la constelación citada hacia cualquier lugar.

Por qué se produce este fenómeno y qué es una estrella fugaz

Cada vez que el cometa Swift-Tuttle se aproxima al Sol -lo que hace en ciclos de unos 130 años; la última vez fue en 1992-, deja un rastro de materia en suspensión como si fueran granos arena que, hasta entonces, formaban parte de su cola. Son meteoroides que al contacto con la atmósfera terrestre se convierten en meteoros.

Cada año, en su movimiento de traslación alrededor del Sol, la Tierra cruza ese material cometario que ha quedado en suspensión. Es entonces cuando ese polvo de cometa, al entrar en colisión con la atmósfera, a unos 100 kms. de altura, se calienta y vaporiza debido a la fricción, se pone incandescente. Eso da impresión de ser una estrella que corre por el cielo. Es a eso a lo que llamamos una estrella fugaz. Algunas de ellas llegan a caer a Tierra, son los famosos meteoritos.

Mito de Perseo

Según el mito, Perseo sería hijo de Zeus y la ninfa Dánae. Todo empezó cuando el oráculo advirtió a Acrisio, rey de Argos, que moriría a manos de un hijo de Dánae. Para evitarlo, el rey encerró a su hija en una torre de bronce. Pero, el dios Zeus, enamorado como estaba de ella, se las ingenió para entrar en la celda convirtiéndose en una “lluvia de oro” (las Perseidas) con la que quedaría embarazada. De ahí nació Perseo, quien liberó a Andrómeda de las garras del monstruo marino después de acabar con Medusa y quien, finalmente, acabaría cumpliendo el oráculo que temió su abuelo.

¿Y si los antiguos crearon este mito a partir de la observación de las lluvias de estrellas fugaces de las Perséidas? ¿Y si para ellos, tal lluvia de estrellas era un simbolismo de fertilidad y prosperidad?

Lee también:

Gemínidas, la última lluvia de estrellas del año

Oriónidas

Lluvias de estrellas del año 2016

Por |2019-04-01T18:08:13+00:00agosto 10th, 2015|Blog, Lunas y astros ahora|0 Comentarios

Sobre el autor:

Vicente Cassanya
Astrólogo profesional desde 1981. Autor de varios libros y del mejor Anuario Astrológico del mundo, que se viene publicando sin interrupción desde 1992 en España y América. Ha sido presidente de Astrólogos del Mediterráneo. Director de las revistas astrológicas Urania (1985-87) y Tu Suerte (1998-2014). "Saber más sobre mi"

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.