España estará en crisis hasta el año 2017 debido a un maldito ciclo astral.

(Este artículo es parte de la sección Astromundial del Anuario 2016-17, publicado en octubre de 2015)

La historia siempre se repite, como demuestra la Astromundial, una especialidad de la  Astrología que estudia la correlación entre los grandes ciclos astrales y el devenir de la historia. Es algo que se ha demostrado desde diferentes ciclos históricos y para diferentes épocas. He escrito mucho al respecto desde que el 1989 publiqué mi libro Crónica Astrológica del Siglo XX. Por ejemplo, con el artículo sobre el ciclo maldito para la política de España y los ciclos entre Saturno y Neptuno.

Los ciclos inarmónicos entre Saturno y Neptuno (distancias entre ellos en torno a los 90 y 180 grados) señalan etapas de enorme incertidumbre e inestabilidad política o cambios dramáticos para España, pero, en muchas de esas ocasiones, con un enconamiento especial entre España y Cataluña, como se demuestra aquí de manera irrefutable.

No es fácil creer que la historia pueda estar determinada, pero, si nos despojamos de los prejuicios, la cuestión es sencilla,: por un lado, la historia; por otro, las efemérides planetarias y el conocimiento de la historia. Mis investigaciones muestran este paralelismo que viene a continuación, tal y como lo publiqué en la sección dedicada a este asunto en el Anuario Astrológico citado:

 

ESPAÑA EN CRISIS

“Al describir los efectos sobre España en el anterior anuario, me centré en las últimas oposiciones, señalando lo siguiente:

Momentos difíciles para España

Para España, las oposiciones entre ambos planetas también resultan de interés, como se demuestra haciendo un repaso a las últimas veces que Saturno estaba enfrentado a Neptuno.

 “Oposiciones Saturno-Neptuno en la historia de España:

1899.- Asesinato de Cánovas y con ello se dificulta el ritmo de turnos que tenían establecidos conservadores y liberales en la alternancia del gobierno.

1936.- Guerra Civil. Al mismo tiempo, nacía Juan Carlos l, futuro rey de España.

1972.- Se prepara la sucesión de Franco, que muere tres años después.”

Pero algunos de vosotros me habéis preguntado si las cuadraturas tenían el mismo efecto, que si no era así cómo sabíamos qué podía pasar. La cuestión es que tanto las oposiciones como las cuadraturas entre Saturno y Neptuno tienen un influjo altamente caótico y de agitación o alta inestabilidad política para España, incluso amenazador de su hegemonía o unidad territorial, como os demostraré a continuación. Cataluña también aparece en el centro del huracán bajo algunas de estas cuadraturas, generalmente con resultados desastrosos.

Las cuadraturas entre Saturno y Neptuno se dan aproximadamente cada dieciocho años, y he aquí los resultados irrefutables:

1820.- Periodo español de revoluciones conocido como Trienio Liberal, que empieza con el Pronunciamiento de Riego, un golpe militar para proclamar la restauración de la Pepa (Constitución de Cádiz de 1812). Empezó así una larga etapa azarosa y caótica, en la que intervendrían incluso sociedades secretas, que acabaría tres años después con la invasión de los Cien Mil hijos de San Luis y la restauración del absolutismo.

1835.- Revolución liberal que duraría unos dos años. Motines anticlericales, especialmente fuertes en varios puntos, como Catalunya. Ante la alarmante situación revolucionaria en España, la Corona confía el poder a Mendizábal, un político liberal que anunció la declaración de los derechos de los ciudadanos mientras las Juntas pedían el regreso de la Constitución de 1812 (la Pepa).

1854.- La Vicalvarada o Revolución de 1854, ocurrido durante el reinado de Isabel II, consistió en un pronunciamiento militar secundado por una insurrección popular que pondría fin a la década moderada y traería el bienio progresista. Al mando del general O’Donnell, se enfrentaron a las tropas gubernamentales cerca del pueblo madrileño de Vicálvaro, de ahí el nombre de la revolución.

1873.- Amadeo I, rey de España, es destituido por las Cortes y se proclama la Primera República Española el 11 de febrero de 1873, cuya duración no llegaría a un par de años. Una profunda etapa de inestabilidad política en la que se sucedieron cuatro presidentes del Poder Ejecutivo en los primeros once meses.

1890.- España atraviesa una grave crisis económica, que también es internacional.

1909.- Semana Trágica en Barcelona y otras ciudades catalanas se desarrolló del 26 de julio al 2 de agosto. Se desencadenó a raíz de un decreto del primer ministro Antonio Maura de enviar tropas reservistas a las posesiones españolas en Marruecos. La protesta antibelicista se fue extendiendo y agravando hasta que 10.000 soldados ocuparon Barcelona, a lo que seguiría una durísima represión de Maura.

1926.- La Sanjuanada pretendió ser un golpe de Estado que se daría el 24 de junio, día de San Juan, con el fin de derrocar la dictadura de Primo de Rivera, que se había instaurado en España tres años antes mediante otro golpe de estado.

Un año antes el dictador provocó la disolución de la Mancomunidad de Catalunya bajo el pretexto de que era un «verdadero nacionalismo que cada día amenazaba más las raíces y los fundamentos de la verdadera nacionalidad española»

1945.- En plena dictadura de Franco, es consciente de que su dictadura atraviesa un periodo delicado en el mundo posterior a la segunda guerra mundial. Juan de Borbón publica el Manifiesto de Lausana, en el que denuncia el régimen totalitario franquista. Se promulga el Fuero de los Españoles, donde se garantizaban libertades civiles comunes como la libertad de residencia y correspondencia para frenar el aislamiento y condena internacional.

1963.- España pide la adhesión a la CEE, pero representantes de la derecha liberal en el exilio en Múnich pidieron que no fuera admitida porque no era un régimen democrático. La prensa franquista se escandalizó por aquello que vino a denominar el Contubernio de Múnich.

1979.- Adolfo Suárez disuelve las Cortes y convoca elecciones generales.

1998.- Huelga general en España en contra de la reforma del mercado laboral.

2015-17.- La actual cuadratura entre Saturno y Neptuno marca una etapa de inestabilidad política para España. Hasta ahora hemos visto irrumpir por sorpresa nuevos partidos políticos que alteran la ya tradicional alternancia entre los dos grandes partidos en el poder, mientras los casos de corrupción se han extendido por todo el país como si de una plaga se tratara. Cataluña, por su parte, plantea la independencia. Ya hemos visto el paralelismo de ciertos momentos dramáticos en Cataluña justo bajo las cuadraturas anteriores entre estos dos planetas. Pero seguro que eso no es todo: aún quedan un par de años para sufrir los caóticos influjos de este ciclo astral que tanta incidencia tiene en la política española.

La cuestión en si misma no es baladí, pero tampoco el problema intelectual y moral de fondo que plantea la Astrología Mundial: ¿está nuestro destino social o histórico, independientemente del individual, predeterminado en cierto grado por los astros? Esta pregunta ha sido siempre una de las más incómodas, pero negando evidencias o no queriendo debatirlas no se llega a la verdad. Además, tener el valor de debatir sobre estos ciclos astrales e históricos podría ayudar a entender los momentos históricos que vivimos e incluso los que vamos a vivir.

¿No es hora ya de despojarse del velo del prejuicio y de ese arraigado sentido antropocéntrico que, unido a un falso orgullo intelectual, no produce más que ceguera? ¿O acaso da igual como afrontemos los humanos la historia porque una especie de duende travieso o de inteligencia cósmica va a la suya? Al fin y al cabo, como decía John Lennon, la vida es aquello que te va sucediendo mientras tú haces tus planes.

Sobre grandes ciclos astrales también puedes leer La histórica cuadratura de Urano y Plutón