USUARIOS  
   
  HORÓSCOPO  
   
   
   
   
   
   
   
  ONLINE  
 
  PUBLICACIONES  
   
   
  CULTURA ASTROLÓGICA  
   
   
   
   
  PODCASTS  
   
  CONTACTAR  
   
 
 
   
     
 
Tormentas solares y sus efectos
twitter facebook reader galeria mail
Vicente Cassanya

Bastantes personas me preguntan mi opinión sobre la actividad solar y cómo nos pueden influir las espectaculares tormentas solares de estos últimos meses que, además, se prolongarán durante este año 2012 y el siguiente. Pues aquí va una muestra de lo que pienso.



Bastantes personas me preguntan mi opinión sobre la actividad solar y cómo nos pueden influir las espectaculares tormentas solares de estos últimos meses que, además, se prolongarán durante este año 2012 y el siguiente. Pues aquí va una muestra de lo que pienso.

En la segunda mitad del pasado mes de enero, en solo dos semanas, 85 delfines encallaron en Cape Cod (Massachusetts), al noreste de los EE.UU., dejando sorprendidos a los expertos según el Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW). Siendo un paso tradicional de defines, allí saben mucho de ese tema, pero en todo el año 2010 se tuvieron que ocupar de 120 delfines, cifra que prácticamente han alcanzado ya cuando apenas ha empezado este año. En las mismas fechas, concretamente el día 23 de enero, 99 ballenas se quedaron varadas en Nueva Zelanda, muriendo muchas de ellas. En Irlanda se ha producido un récord de ballenas y delfines varados en los últimos doce meses, según el Irish Whale and Dolphin Group. En esta web de la National Oceanic and Atmospheric Administration también se puede ver el claro aumento de cetáceos varados entre 2011 y lo poco que llevamos de 2012, esta vez en el Golfo de México:

http://www.nmfs.noaa.gov/pr/health/mmume/cetacean_gulfofmexico2010.htm

¿Qué está pasando? Esa es la pregunta que se hacen todos los científicos y expertos en el tema. Hay varias hipótesis, pero aún no hay una respuesta clara.

Sin embargo, precisamente en la segunda mitad de enero, se produjo una de las mayores tormentas solares de los últimos años, una de la clase M.9.

Entre finales del pasado año y principios de éste las tormentas solares han sido impresionantes, lo que ha generado, entre otros fenómenos, maravillosas auroras polares. Pero las tormentas solares afectan al electromagnetismo terrestre y, por supuesto, oceánico. No es de extrañar que seres tan sensibles como son los cetáceos pierdan el rumbo y se desorienten. Esto es algo que también les pasa a las aves. A principios del pasado año, 2011, aparecieron muchos pájaros muertos masivamente en diferentes partes del mundo, lo que se ha atribuido a las más peregrinas y variadas causas, pero lo cierto es que coincidió con el aumento de la actividad solar, digamos con la verdadera puesta en marcha del actual ciclo solar.

El Ciclo Solar 24

El 4 de enero de 2008 comenzó el Ciclo Solar 24, sin embargo, la actividad de nuestra estrella permaneció sumergida en lo más profundo de su ciclo en aproximadamente un siglo, en un mínimo en el que desaparecieron prácticamente todas las manchas solares y disminuyeron las llamaradas. Estos mínimos se producen cada 11 años, pero esta vez se estaba alargando demasiado, y por eso los científicos se preguntaban si volvería a su actividad normal y cuándo lo haría, esperaban absolutamente intrigados, máxime cuando hasta la NASA había previsto un ciclo solar muy intenso y espectacular. Por fin, en 2011, se produjo el esperado retorno de la actividad solar, y lo está haciendo a bombo y platillo.

El Sol es la estrella de nuestro Sistema Solar, generador de las estaciones, el clima, la luz y un largo etc. Es imprescindible para la vida y, desde luego, de extraordinaria importancia también para la Astrología: es la posición por signo zodiacal del Sol lo que determina a qué horóscopo pertenecemos, condicionando así carácter y destino de las personas. Sin embargo, nuestra estrella esconde infinitos enigmas, uno de los cuales son sus famosas tormentas, que nos envían colosales masas de plasma solar hasta chocar contra la Tierra. Eso tiene varios efectos demostrados y otros que aún están por comprobar.

Una de las cosas que sí sabemos es que el Sol tiene ciclos de aproximadamente 11 años, en los que crece y luego decrece su actividad, sus famosas manchas solares y, con ellas, las andanadas de viento y plasma solar. Sabemos también que estos vientos solares influyen sobre los satélites de todo tipo, la navegación espacial, redes eléctricas, el clima y la meteorología, la economía o las cosechas, por citar algunos ámbitos. Y una de las claves es que el electromagnetismo terrestre varía con las tormentas solares.

Reorientar nuestras brújulas

Y estos apuntes que aquí destaco, ¿qué importancia pueden tener para nosotros?

Antes que seres racionales, somos animales, esa es la realidad que aún pervive en la raza. Y nuestro lado animal es instintivo e inconsciente, pero muy poderoso. Ese ser animal que habita en nosotros tiene unos instrumentos de percepción de la naturaleza y de todo cuanto ocurre en ella que aún no se comprenden en toda su dimensión, pero que, sin embargo, son decisivos para nuestras vidas, para protegernos, enamorarnos, para la propia supervivencia de la especie… y, por supuesto, para orientar nuestras brújulas vitales. Las hormonas y los instintos actúan inconscientemente, pero guían nuestras vidas antes que la razón. Los animales, al no haber desconectado su sexto sentido, anticipan fenómenos de la naturaleza como terremotos, tsunamis, eclipses, etc.

Claro aviso de que estas tormentas electromagnéticas entrañan un poderoso mensaje: es la hora de reequilibrar o reorientar nuestras brújulas personales y sociales por la necesidad de adaptarnos a los cambios que se producen en el Cosmos. Igual que tenemos que hacer un esfuerzo, más o menos inconsciente, para adaptarnos a las estaciones del año, cada cambio en el Universo entraña un hermoso mensaje para nosotros -hermanos e hijos del Cosmos como somos- que, si estamos dispuestos a respetar, puede ayudarnos en la evolución. De lo contrario, podemos derivar hacia el caos, la desorientación, la pérdida del yo y la decadencia espiritual.

Esta es, simplemente, una muestra de lo que pueden hacer las tormentas solares, pero sus efectos son mucho más amplios. Iremos hablando de ellos. En todo caso, las grandes tormentas solares son un aviso cósmico para navegantes.

 

Este artículo ha sido publicado en la revista Tu Suerte número 201, correspondiente a marzo de 2012.

 
     
 
| Anuario Astrológico | Artículos | Astronomía | Compatibilidades | Contactar | Enlaces | Escrito en las estrellas | Horóscopo Chino | Humor Zodiacal | Personajes | Pronóstico del día | Pronósticos anuales | Pronósticos mensuales | Tu Suerte, Revista |
www.cassanya.com 2008 © derechos reservados | Aviso Legal

Servicio Consultas en Directo para mayores 18 años. Servicio prestado por Buenos Augurios S.L. Ap. Correos 35269, Madrid 28080. Precio máx. incluido IVA red fija 1,21 €/min. red móvil 1,57 €/min.