El Sistema Planetario Humano: los 7 Chakras

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Por el Dr. Arturo Álvarez Bravo

Debemos recurrir a la Ciencia Iniciática para poder esclarecer las correspondencias existentes entre los llamados 7 Chakras y los 7 Planetas Tradicionales. Primeramente debemos definir lo que un Chakra es.

Un Chakra es la representación en el cuerpo humano de un determinado planeta, es un vórtice de energía cósmica que regula las funciones físicas y psíquicas del individuo, en el antiguo idioma sánscrito significa simplemente “Rueda” el cual, más bien sería una especie de esfera por su campo de acción o más específicamente un “Cono” de energía, teniendo su vértice en la médula espinal y extendiéndose hacia fuera atravesando los 7 cuerpos que integran al ser humano.

El Dr. Raynaud de la Ferrière nos menciona, en su libro “Yug Yoga Yoghismo” lo siguiente:

El septenario ha cincelado siempre la historia de la humanidad:

7 Notas en la escala musical.                               7 Colores principales en el arco iris.

7 Estados de la materia.                                        7 Planetas en la Astrología tradicional.

7 Lámparas en el Apocalipsis (cap. IV).                7 Grados de la Iniciación Real.

7 Reinos de la naturaleza.                                     7 Éteres diferenciados.

7 Cadenas evolutivas.                                            7 Grandes razas.

7 Continentes en nuestro planeta.                         7 Pecados capitales.

7 Artes Liberales.                                                   7 Ascensos en la escala mística.

7 Aspectos de Hermes para la Liberación.            7 Planos teosóficos.

7 Sacramentos religiosos.                                      7 Glándulas endocrinas principales.

7 Chakras o centros nervo-fluídicos.                     7 Séfiros del conocimiento.

7 Leyes budistas.                                                    7 Días de la semana con 7 genios.

7 Iglesias de Asia (Apocalipsis, I-4).                     7 Espíritus de Dios (Apocalipsis, V-6).

7 Virtudes (Apocalipsis, V-12).                              7 Prácticas del Kadosh.

7 Luces en el Menorah.                                          7 Versículos en Al-Fatiha, primera página del Corán.

7 Sentidos para desarrollar la Maestría.              7 Años para  que se forme el cerebro de un niño.

7 Años cíclicos del estado psicológico del ser

humano, etc.

 

“De la misma manera que los mundos se manifiestan en 7 planos (Divino, Monádico, espiritual, afectivo, mental, astral y físico), el espíritu a su vez mueve la materia, Mens Agitat Molem, conforme a 7 maneras: solar, lunar, mercurial, venusina, marciana, jupiteriana y saturnina. 

“La parte esotérica de la ciencia astrológica es la base de todas las religiones, y así se trate de las 12 tribus de Israel (en la nueva Jerusalén, o de los 12 hijos de Jacob, o de los 12 Apóstoles de Jesús (quien tuvo 72 instructores con relación a los 72 semidecanos del Zodíaco), por todas partes se encuentran los valores correspondientes a los 24 medios signos, a los 7 planetas o a los 4 signos fijos (Toro-León-Águila-Aguador), como están tan claramente mencionados en el Apocalipsis IV, vers. 4, 5, 6, y 7 o en el libro de Ezequiel I, vers. 5 y 10.

           “En el mundo occidental la astrología fue preservada naturalmente por las autoridades religiosas; los Papas, los cardenales, los prelados, la predicaron y enseñaron hasta la Edad Media, época en la que se produjo una decadencia y parece que desde entonces la astrología, ya no fue muy bien comprendida.”

Al igual que nuestro planeta Tierra es una parte del Gran Cosmos a semejanza de una célula de un enorme Cuerpo Universal, nosotros somos igualmente una partícula de este planeta, como un átomo del Cuerpo de Dios, del Cuerpo de la Naturaleza. Todo está ligado en la Naturaleza, Todo es UNO, todo está relacionado entre sí, es un conjunto de conjuntos, todo siempre está íntimamente relacionado.

El ser humano no es más que una composición de sales minerales extracto de composiciones planetarias. Es un universo en razón de su funcionamiento y en razón también de su composición. Y así como el ambiente familiar de un niño es determinante de su carácter, así también las influencias producidas a causa de las relaciones entre un planeta y otro durante la existencia de un hombre, le predisponen fuertemente a determinadas acciones, “de las cuales se puede escapar, siempre y cuando que, por su fuerza de voluntad, consienta en hacer un esfuerzo de transmutación.”

Es decir, que las influencias del Karma, están estrechamente ligadas con la astrología. Los planetas al vibrar en el espacio “resuenan” directamente en nosotros a través de nuestros Chakras o Centros Nervo-fluídicos, al igual que una nota de piano hace resonar la misma nota en una cuerda de violín, de guitarra o de otro piano,  es por ello que, siempre se tomarán en consideración a lo largo de nuestra vida terrestre, vigilando atentamente la “Rueda del Destino o del Karma”, pues evolucionamos bajo sus influencias. Por lo tanto, al colocar nuestros Chakras en un estado de receptividad, de simpatía cósmica o de una especie de “antenaje”, al afinar las cuerdas de nuestro violín interior, tendremos una fusión con lo Infinitamente Grande, que es lo que se llama la Unión Cósmica, la Identificación, o el YUG del Yoghi. Nos menciona el Dr. de la Ferrière al respecto:

“Se realiza muy bien que cada chakra es como un planeta o, más bien, como la pantalla de un planeta que puede manifestarse en nosotros, es decir, que introduciéndonos en la “longitud de onda” de un planeta nos beneficiaremos con sus buenas influencias, seremos sus “simpatizantes”, lograremos ser como un aparato receptor captando la música de un aparato emisor.

“Cada chakra corresponde a un planeta en particular, por lo cual en cada caso es necesario “encender” el chakra correspondiente para estar “en relación” con el planeta correspondiente, al igual que un aparato de radio puede captar según el caso diferentes emisoras de acuerdo a la longitud de onda que es captada en el cuadrante del receptor.

“Es perfectamente concebido que podamos compararnos a un aparato de radio y así vemos que no basta tener el aparato para poder escuchar la música (no es suficiente tener un cuerpo para estar en contacto con lo Divino), hay que introducir el contacto (despertar la corriente kundalínica) y en seguida se hace la Luz (tanto en sentido propio en cuanto al aparato como en el sentido figurado con respecto al ser humano) y después conviene buscar la emisora deseada para captar su música; esta búsqueda en el cuadrante del aparato tiene por consecuencia la aplicación de la antena del aparato receptor en condiciones de receptividad adecuada para captar la emisión (así mismo, hay que poner el cuerpo en estado de receptividad y los chakras serán como otros tantos condensómetros).

“El paralelismo existente constituye, una vez más, una especie de Arqueometría cuyo conocimiento es indispensable para poder realizar en el futuro el mecanismo de la meditación, ya que sin la comprensión de esos elementos la concentración es imposible:

 

 

Planeta

 

 

Metal

Longitud de onda
cromática
 

Color

emitido

 

 

Plexos

 

Elemento en
paralelismo

Vibración
necesaria en

los chacras

 

Saturno

 

Plomo

 

0,58

 

Amarillo

Sacro o
Sagrado
 

Tierra

 

600

JúpiterEstaño0,41MoradoProstáticoAgua6000
MarteHierro0,60AnaranjadoSolarFuego6000
VenusCobre0,65RojoCardíacoAire5000
MercurioAzogue0,52VerdeFaríngeoÉter1000
LunaPlata0,00IncoloroCavernosoMental1000
SolOro0,47AzulCerebralAbsolutoEmanativa

 

“Henos aquí, ya un poco instruidos en las materias que se han de estudiar a fin de producir el desencadenamiento, pues, en efecto, sin esta documentación sería difícil saber de qué se trata al estar hablando de chakras, de planetas, de metales, etc., y hay que entender en primer lugar las relaciones existentes entre estos diversos elementos que son el origen del sistema físico–psíquico, objeto de nuestro presente interés.”

Con este preámbulo, podemos ahora analizar los diferentes chakras.

Hay seis puntos a lo largo de la columna vertebral (medular, cervical, dorsal, lumbar, sacro, coccígeo) y éstos actúan como 6 estaciones sensitivas del Sistema Nervioso Simpático que trabajan, a fin de cuentas,  para la iluminación del tercera cavidad ventricular del cerebro o como se le conoce en el Yoga: Brahma Rundra o la Cueva del Señor Brama o del Dios Creador.

Los seis plexos nerviosos del simpático, tan estrechamente ligados a los chakras, son la representación bipolarizada de los signos del Zodíaco con sus respectivas regencias planetarias:

 

Glándulas: Gobernadas por:Signos bipolares:

Domicilio Diurno y Domicilio Nocturno

Chakras:Elementos:Facultades que desarrolla:
Gónadas o Glándula suprarrenal izq.SaturnoAguador y Macho Cabríoel cual rige a

Muladhara

TierraLocomoción
Glándula

suprarrenal der.

JúpiterPeces y Centauroel cual rige a SvadhisthanaAguaPrensión
Glándula del Páncreas o BazoMarteCordero y Escorpiónel cual rige a

Manipura

FuegoExcreción
La TimoVenusToro y Balanzael cual rige a AnahataAireReproducción
La TiroidesMercurio.Gemelos y Virgenel cual rige a ViccudhaÉterElocución, Expresión
La PituitariaLa Luna y Urano (octava de Mercurio)Domicilio fijo en el Cangrejoel cual rige a

Agna

MentalMentales
La PinealSol, Neptuno (octava de Venus) y PlutónDomicilio fijo en el Leónel cual rige a

Sahasrara–Padma

AbsolutoIdentificación con lo Universal

 

Estas correspondencias están relacionadas por el orden de distancia que llevan en su relación con el Sol desde la Luna hasta Saturno y así también en una clasificación involutiva, por ejemplo, en el descenso de la cabeza hasta los pies. Nos menciona el Dr. de la Ferrière al respecto:  

“Queda por señalar que las suprarrenales son regidas por Saturno y Júpiter (la izquierda por Saturno y la derecha por Júpiter), el bazo por Marte (algunos dicen que por el Sol a causa del “meridiano” bazo–hígado denominado Plexo Solar), el timo por Venus, el cual es el plexo cardíaco que manifiesta las amistades, los amores, los asuntos del corazón. La tiroides se encuentra gobernada por Mercurio y, en seguida, llegamos a las dos glándulas superiores que hemos dicho están regidas por Urano y Neptuno, aun cuando se encuentran principalmente en relación con la Luna y el Sol, puesto que estos dos últimos las representan mejor, o sea, el chakra Agna y el Loto de los Mil Pétalos (Sahasrara–Padma). Por lo demás, los vemos claramente en el dibujo anterior y en el cuadro que muestra los domicilios de los planetas, todo ello perfectamente equilibrado.

“Debemos mencionar que Urano y Neptuno, recientemente descubiertos, no hacían parte de la Astrología Tradicional y menos aun de la esotérica; por otra parte, vamos a ver que ellos corresponden a las vibraciones mayores (octavas superiores) de algunas de las influencias que existen en tonalidad más simple a través de los planetas llamados “antiguos” (conocidos desde la más remota antigüedad). Igualmente, sabemos que las glándulas pituitaria y pineal tampoco están en similitud exacta con el chakra Agna y con el Sahasrara–Padma, sino más bien se toma en cuenta su aproximación para localizarlos más fácilmente.”

Dejemos al Dr. de la Ferrière explicar dicho esquema:

“Vemos en el grabado la sucesión de los planetas (partiendo de abajo): Saturno, Júpiter, Marte, Venus, Mercurio, en relación con los elementos Tierra, Agua, Fuego, Aire y Eter para llegar al conocimiento supraterrestre de las cosas y, a partir de ese estado, penetramos a un plano mental mediante el chakra Agna. Esta subdivisión de planos origina, al mismo tiempo, la subdivisión de tonalidades, como en la música se pasa de una octava a otra. Aquí Mercurio constituye el punto de unión (Mercurio es siempre el Mensajero de los Dioses, el intermediario entre los mundos).

“Habiendo llegado a Mercurio tenemos enseguida a Urano, que es, en cierto modo, la tonalidad mayor de las facultades mercuriales. Mercurio es el intelecto, la razón, el estudio, la Ciencia; Urano es todo esto pero con más fuerza, es el genio, el análisis profundo (por lo cual este planeta reemplaza en tan buena forma a Saturno como regente de Aquarius), es el planeta de la Sabiduría, del altruismo, de los acontecimientos anticipados, de la utopía y se le califica de este modo por lo que el profano no comprende, pues Urano caracteriza lo que está adelante del tiempo presente y corresponde, pues, a la pituitaria o tercer ojo, la clarividencia, la tele-visión.

“Enseguida tenemos a Neptuno, que es para Venus lo que Urano es para Mercurio. Venus implica el sentimiento, el arte, la intuición, pero Neptuno es mayor en aquello en que Venus despliega solamente una tonalidad corriente. Neptuno es la devoción, la mística, la revelación. El amor terrestre es Venus, en tanto que el amor celeste es Neptuno; el primero da el valor artístico en tanto que el segundo predispone a la recepción de los mensajes superiores.

“Por último, alcanzar la Consciencia Universal es haber operado la transmutación y Plutón es el símbolo de esta transformación. Marte indica la energía pero Plutón el dinamismo violento; el primero marca la actividad, el segundo la super-potencialidad. Plutón, que es considerado actualmente el regente de Escorpión (en lugar de Marte, que era tradicionalmente el gobernador de este signo), está verdaderamente en su puesto, ya que constituye plenamente el símbolo de la personalidad transformada.

“La figura de Plutón significa por sí misma como un centro de fuego sagrado que se eleva y se libera al fin, en el más allá de las esferas. El pequeño círculo es el centro nervo-fluídico del cual la energía asciende en columna (kundalini); se ve también una pequeña barra que indica la separación del cuerpo físico y representa la salida impetuosa por encima de la cabeza (Brahma Rundra). Conocemos muy bien la masa ígnea del centro de la Tierra subiendo por la chimenea volcánica para llegar a brotar por el cráter: su lava es purificadora de las impurezas cometidas por los hombres. Plutón, simplemente en la representación de su símbolo se manifiesta poderosamente. Se caracteriza siempre en lo que está escondido, subterráneo (él era el rey de los infiernos en la mitología) y participa en cada descubrimiento de tesoros o de minas (se le encuentra en aspectos poderosos en el cielo en cada uno de los grandes descubrimientos mineros). Recordemos que durante la segunda guerra mundial, la gasolina americana fue enviada a Europa por debajo de la superficie del mar para abastecer las tropas de desembarque y era canalizada por la tubería llamada Pipe Line Under The Ocean (que en sus iniciales da PLUTO, como ya lo he señalado en “Misticismo en el Siglo XX”).

Plutón simboliza sufrimiento,

caracteriza el dominio del dolor

e indica el Sendero que conduce a su eliminación

(lo cual es la síntesis de la filosofía budista);

en simbología esotérica es el sello de la Iniciación.

“Es de lo más indicativo el domicilio de este planeta en el signo del Escorpión, pues se sabe que el signo del Escorpión en realidad es doble. En efecto, la eclíptica corta en este lugar dos constelaciones, la del Escorpión y la del Águila y de ahí que no es puramente imaginativa la transmutación del Escorpión (ciego y reptante en el barro) en Águila (volando en las Altas Esferas) como lo indica la Tradición del Simbolismo, sino que al ser plenamente una verdad tangible en astronomía otorga aun mayor solidez a la Astrología Esotérica, tanto en las características que aquí hemos expuesto como en lo que concierne a la transformación de fuerzas físicas en potencia espiritual, en realización mística.”

Hay que hacer notar que la revolución de Plutón alrededor del Sol es de 248 años y según los Budistas se requiere el mismo número de preceptos para logran la Liberación de la Mente.

En fin, nos encontramos ante una valiosa enseñanza que el Instructor Mundial nos ha presentado en su obra monumental Yug Yoga Yoghismo, una Matésis de Psicología, Editorial Diana, México, en la que a partir de ella se abren caminos de investigación y autorrealización tanto en la Cosmobiomedicina como en la búsqueda de la Verdad.

¿Qué tipo de investigaciones?

Por ejemplo, si consideramos a los Chakras como la puerta de entrada de las energías cósmicas y planetarias, se debe investigar el camino de flujo y reflujo que estás siguen y como se van metabolizando en nuestros sistemas físicos y sutiles:

 

PAX…

Dr. Arturo Alvarez Bravo

  • Médico Cirujano (Universidad Nacional Autónoma de México UNAM), Homeópata (Instituto Politécnico Nacional IPN) y Naturópata (GFU).
  • Miembro Fundador y Ex-Presidente de la Academia Mexicana de Medicina Alternativa A.C.
  • Ex-Presidente de la Gran Fraternidad Universal Fundación Dr. Serge Raynaud de la Ferrière en México.
  • Fundador y Ex-Director de la Escuela Nacional de Astrología, de la Escuela Nacional de Yoga y de la Escuela Nacional de Naturismo en México.
  • Fundador y Director del Centro de Investigación y Aplicación de Medicina Nequodah.
  • Miembro Fundador y Vicepresidente de la Asociación Mexicana de Terapia Floral y Alternativas Holísticas, A. C.
  • Autor de los libros: “El Maestre Cronobiografía” y “Unificación Global”
  • Pionero del Naturismo y las Medicinas Alternativas en Latinoamérica desde hace 30 años.
  • Ha dictado seminarios, cursos y conferencias en muchos países de América y Europa.
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Por | 2017-06-04T22:13:24+00:00 Junio 4th, 2017|Astrología y Cultura, Blog|0 Comentarios

Sobre el autor:

Vicente Cassanya
Astrólogo profesional desde 1981. Autor de varios libros y del mejor Anuario Astrológico del mundo, que se viene publicando sin interrupción desde 1992 en España y América. Ha sido presidente de Astrólogos del Mediterráneo. Director de las revistas astrológicas Urania (1985-87) y Tu Suerte (1998-2014)."Saber más sobre mi"

Dejar un comentario

¡Muchas gracias por compartir!